Impact story Trabajando por hacer accionable la investigación de género en Honduras

Ante el desafío de volver accionables los enfoques y conceptos de género, como el empoderamiento de las mujeres, en el mundo se han desarrollado múltiples herramientas que intentan operativizar la teoría para mejorar las condiciones de vida de las mujeres en el sector agropecuario. Sin embargo, una buena parte de las oportunidades que existen para que los practicantes de desarrollo rural mejoren su capacidad de generar cambios, residen todavía en nuestra capacidad de compartir los aprendizajes que obtenemos al implementar estas herramientas con las comunidades rurales.

Tras cuatro años de implementación, Proyecto Oportunidades Rurales (POR) en el Golfo de Fonseca, financiado por Global Affairs Canada, evidencia como, a través de la investigación y el uso de herramientas cuantitativas y cualitativas, se pueden identificar acciones concretas para implementar en un territorio y mejorar los niveles de empoderamiento de las mujeres en los eslabones de producción y procesamiento de tres cadenas de valor de gran importancia para el desarrollo económico y social de la región y el país: marañón, lácteos y frutas.

Cómo diseñamos acciones prácticas

Existe una gran demanda por parte de tomadores de decisiones, la comunidad internacional y los implementadores de proyectos de desarrollo en torno a cómo definir indicadores de forma pertinente y diseñar acciones específicas que puedan ejecutarse en el marco de un programa o proyecto para avanzar en el empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género en el sector agropecuario.

En respuesta a esta demanda, unimos esfuerzos con Swisscontact en el marco del proyecto Oportunidades Rurales para explorar cómo traducir los enfoques y hallazgos de la investigación de género, y particularmente el empoderamiento de mujeres, en acciones prácticas que puedan ser implementadas por proyectos de desarrollo y otros actores del sector rural. Para dicho ejercicio implementamos dos herramientas cuantitativas desarrolladas en el CGIARpara medir el empoderamiento de las mujeres en la agricultura y en la ganadería:

La A-WEAI y WELI permitieron recolectar información sobre el empoderamiento de las mujeres de manera sistemática que posteriormente usamos para estimar el A-WEAI. Especialmente, nos guiamos en una adaptación del A-WEAI para cadenas de valor, (pro-WEAI+MI,anteriormente llamada WEAI4VC) con el fin de considerar el empoderamiento de hombres y mujeres en dos eslabones: producción y procesamiento, como se ejemplifica en este blog sobre la cadena de marañón. También aplicamos la Guía metodológica para la recolección participativa de indicadores de género en agricultura con productores, productoras, procesadores y procesadoras de marañón, frutas y lácteos, para recopilar datos cualitativos sobre sus percepciones y las dinámicas domésticas y comunitarias en torno al empoderamiento de las mujeres.

Con la información recolectada pudimos:

Los resultados de este análisis para cada cadena de valor pueden ser consultados a continuación: Marañón, Frutas, y Leche

Con base en estos análisis, logramos diseñar una estrategia de género e inclusión social para cada una de las cadenas de valor priorizadas que identifican acciones específicas que pueden ser implementadas por los actores de la región para mejorar el empoderamiento de las mujeres. Las estrategias fueron validadas y enriquecidas a través de consultas con diversos actores locales, incluyendo al equipo de extensionistas del proyecto y lideresas comunitarias. Estas estrategias se pueden consultar (solo en español) en los siguientes enlaces:

Estas estrategias se pueden consultar (solo en español) en los siguientes enlaces: marañón, frutas y leche.

Main results

De lo accionable a la acción sostenida

Determinar lineamientos estratégicos e identificar ideas específicas y viables, es un paso clave y decisivo para avanzar en el empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género. Sin embargo, lograr cambios requiere el esfuerzo concertado de diferentes actores y la combinación sostenida de datos + ciencia + procesos de desarrollo. Por lo tanto, estas estrategias incluyen actividades que van más allá del alcance de proyectos específicos y requieren acciones más amplias, como el acceso a educación básica, capacitación y fuentes de financiamiento para emprendimientos liderados por mujeres; o la creación de espacios de sensibilización en temas de género para extensionistas, técnicos, políticos y tomadores de decisiones. El potencial de estas estrategias radica entonces en su uso como una herramienta para orientar esfuerzos integrados en el tiempo entre diferentes actores en las cadenas de valor de marañón, frutas y lácteos.