Travesías Clima-LoCa: muestreando cultivos de cacao en Colombia

Investigadores y técnicos del proyecto Clima-Loca nos cuentan sus experiencias cuando viajan a campo a realizar muestreos de suelo, hojas y granos de cacao, en una de las actividades más importantes de la iniciativa, el mapeo de suelos y cadmio. Un encuentro con la naturaleza y un intercambio de conocimientos con las familias cacaoteras de Colombia son algunas de las experiencias.


 

El proyecto Clima-LoCa tiene el objetivo de fomentar innovaciones enfocadas a mitigar los impactos relacionados con el cambio climático y la normativa europea de inocuidad sobre cadmio, en pro de mejorar la resiliencia y la inclusividad de la cadena de cacao en Colombia, Ecuador y Perú.

Para desarrollar recomendaciones y estrategias de mitigación orientadas a políticas públicas y planeación, es necesario entender la distribución del cadmio en las regiones cacaoteras. Por esto, una de las actividades del proyecto Clima-LoCa está enfocada en la caracterización de suelos y del grano de cacao a partir de metodologías como el mapeo digital de suelos, para que se comprenda mejor la variación espacial de los niveles de cadmio y las características de suelo como la acidez, el contenido de materia orgánica, entre otros, que afectan su disponibilidad para la planta.

En este proceso, una de las etapas de mayor importancia es la recolección de muestras que, realizada adecuadamente, permite obtener información confiable y de calidad. Además del proceso científico, cada uno de los investigadores y técnicos involucrados reúnen valiosas experiencias que enriquecen esta actividad y, por ende, el proyecto.

Integrantes del equipo de muestreo en Colombia cuentan algunas de sus experiencias:

Actividad de muestreo de suelo, hoja y grano en campo

Foto: César Botero

Las jornadas de campo inician muy temprano con el desplazamiento del equipo a los puntos de muestreo. Sin embargo, desde el día anterior, se organizan todos los materiales requeridos y se prepara la hoja de ruta para la jornada. 

Según las condiciones del terreno, como la infraestructura vial o la cercanía entre predios, el número de fincas a muestrear en un día puede variar considerablemente: “En algunos casos se pueden muestrear de 5 a 7 fincas y en otras ocasiones las fincas muestreadas se pueden limitar a 2 o 3”, cuenta Martín Cepeda, investigador de la Alianza Bioversity – CIAT. 

Una vez en la finca, el equipo Clima-LoCa tiene un primer acercamiento con los productores para explicar el objetivo de la actividad y los productores expresan las inquietudes que tienen acerca del cadmio en sus cultivos de cacao. Este intercambio de conocimiento es muy valioso. Muchos agricultores tienen un conocimiento mínimo o nulo sobre cadmio, tanto así, que algunos incluso preguntan: “cómo se ataca esa plaga’’. También es un espacio en el que el equipo de muestreo busca involucrar a toda la familia del productor en la actividad. 

‘’Muchos sistemas productivos están siendo liderados por mujeres, sin embargo, es muy marcado el liderazgo del hombre en los muestreos. Por ello se ha motivado que, a la hora de muestrear, nos acompañe la familia incluyendo niños y mujeres’’


 William Melo, investigador de la Alianza Bioversity-CIAT.

En el cultivo, se verifica que este cuente con unas características mínimas, por ejemplo, que el área sea mayor a media hectárea y los árboles de cacao se encuentren en producción. Además, la selección del árbol a muestrear se realiza considerando que cumpla con ciertas condiciones, como tener mínimo tres mazorcas en madurez fisiológica, follaje sano y abundante, libre de plagas y enfermedades y adecuada ubicación. Una vez seleccionado el árbol, se toman datos de georreferenciación y se chequean las características observables que se tengan del punto de muestreo en general. 

Con la caracterización realizada, se inicia la recolección de muestras de suelo, hoja y grano en los árboles de cacao. Para estos muestreos previamente se ha desarrollado un protocolo con especificaciones claras sobre la extracción de la muestra, preparación y empaque para asegurar que en campo todas las muestras sean tomadas de manera similar. 
 

Al finalizar el día, el equipo verifica que las muestras recolectadas estén completas y las disponen en lugares con condiciones adecuadas para iniciar el secado. En este punto la colaboración de los productores y gremios de la zona es fundamental para garantizar la disponibilidad de estos espacios durante las jornadas de muestreo. 

Aunque en general las jornadas en campo son agotadoras, la coordinación y el orden que tenga el equipo de trabajo en cuanto al manejo de muestras y materiales, son los aspectos fundamentales para garantizar la eficiencia en las actividades de campo. 
 

Experiencias enriquecedoras

Foto: César Botero

Además de las actividades propias de campo relacionadas con los muestreos, los investigadores y técnicos se han enfrentado a diferentes situaciones que han contribuido a enriquecer sus vivencias tanto profesionales como personales. 

La oportunidad de ir a campo permite reconocer la abundante variedad de sistemas productivos de cacao existentes y las diferentes situaciones socioeconómicas y ambientales relacionadas con estos sistemas. Hasta el momento se han encontrado sistemas con diferentes niveles de tecnificación, pero lo más representativo son los predios de pequeños productores con poca atención al manejo integral del cultivo, y que usualmente se han establecido a partir de proyectos como los programas de sustitución de cultivos. Las diferencias agroecológicas entre regiones también permiten identificar los diferentes enfoques de manejo utilizados. 

“En cultivos de pequeños productores es muy común encontrar alta variabilidad en el material genético. Estos sistemas también suelen ser más diversificados y muchos de los productores cuentan con cultivos de pan coger o se dedican también a actividades como la pesca’’


Martín Cepeda, investigador de la Alianza Bioversity-CIAT.

Algunas situaciones propias del país que indirectamente pueden dificultar la actividad han tenido que ser manejadas por el equipo de muestreo, como por ejemplo, que parte de las plantaciones de cacao visitadas se sitúan en zonas en las que es altamente probable que se presenten situaciones de orden público que afecten el acceso a las fincas. El ingreso a las zonas rurales también se ve limitado en los casos en que las vías no se encuentran en buen estado, lo que dificulta el acceso de los vehículos y se debe ingresar a pie para poder cumplir con los muestreos planeados. Estas situaciones en su conjunto reflejan el día a día de los productores y las dificultades que deben sortear en las zonas rurales.

Foto: José Valle

En general las vivencias del equipo en la actividad de muestreo dieron la oportunidad de contemplar los diferentes paisajes colombianos, como las hermosas playas de Tumaco y las imponentes montañas de Fura y Tena en Boyacá: “La vista a paisajes es increíble, es un buen aliciente para afrontar las largas jornadas de trabajo cada día’’, dice William Melo.

Asimismo, se puede disfrutar la variedad gastronómica del país como el típico sancocho con sus variantes por región o exquisitos platos como la raya o el tollo, especialidades del pacífico. Por último, el contacto con los productores y sus familias, el acompañamiento a sus fincas y el conocimiento de sus medios de vida y su cultura, han hecho que esta experiencia sea altamente gratificante para cada investigador. 

En Clima-LoCa se espera recoger y analizar 2,600 puntos de muestreo entre Colombia, Ecuador y Perú. De esta cantidad, 1,500 puntos se tomarán en Colombia debido a los vacíos existentes por la poca información disponible. Por ello, en los próximos meses el equipo de suelos de la Alianza Bioversity-CIAT continuará recorriendo el país en la recolección de muestras. Una vez se finalicen estos muestreos y se procese la información, los investigadores regresarán a cada región para compartir los resultados obtenidos con los productores y actores involucrados. 

Agradecimientos

Extendemos un reconocimiento especial a todos los investigadores y técnicos relacionados con los muestreos a nivel nacional: Martín Cepeda, William Melo, José Valle, César Botero, Luis Quiñones, Jairo Campaz, Luis Eduardo Ruiz, Javier Martín, Juan David Caicedo y Mayesse da Silva.

Foto: William Melo

Autores

Leidi Sierra. Asociada de investigación, Alianza Bioversity-CIAT (l.sierra@cgiar.org)


Clima-LoCa es un proyecto regional liderado por la Alianza de Bioversity y CIAT, implementado con socios de investigación de América Latina y Europa, y financiado por la Unión Europea. El proyecto contribuye a los objetivos de la convocatoria 2018 «Innovación relevante para el clima a través de la investigación en agricultura» de la plataforma DeSIRA (Development Smart Innovation through Research in Agriculture).


Disclaimer:
Su contenido es responsabilidad exclusiva del autor y no refleja necesariamente las opiniones de la Unión Europea.