Avanzar en sistemas sostenibles de producción ganadera basados en forraje en Colombia

Por Andrea Ramírez, José Luis Urrea y Alejandro Ruden

‘Sostenibilidad’ es una palabra que cada vez se usa con más frecuencia. Aunque pareciera que solo tiene la intención de sintonizar con los tiempos actuales, es una necesidad apremiante en nuestro estilo de vida encaminado al uso racional de los recursos no renovables desde las actividades económicas. Por eso, más que hablar ligeramente sobre sostenibilidad, es necesario ponerla en acción.

Y eso es precisamente lo que buscamos en la Alianza Bioversity-CIAT con el proyecto CoForLife, del Programa de Forrajes Tropicales de Alianza Bioversity-CIAT, juto con socios clave, como Asobrangus Comercial, CIPAV, las Universidades de Glasgow (Escocia) y de Aberystwyth (País de Gales).

En el marco de este proyecto, han llegado 14 novillos a nuestro campus experimental de Palmira. Estos jóvenes animales se alimentarán con dos diferentes dietas: un sistema de solo gramíneas y un sistema silvopastoril (gramíneas y leguminosas); con esto, se apuesta a usar tecnología de punta para evaluar parámetros productivos, ambientales y de bienestar animal; una tríada que describe lo que verdaderamente es la sostenibilidad.

En el componente de productividad se medirá la ganancia diaria de peso vivo con ambas dietas, la eficiencia nutricional y el rendimiento y la calidad de la carne. El objetivo, además de evaluar la influencia de las dietas sobre parámetros productivos relevantes, es identificar las ventajas de la genética animal Angus y sus cruces; raza cuya carne es reconocida por su terneza y calidad.

Queremos también identificar las ventajas que tiene la genética animal asociada a diferentes dietas, evaluando eficiencia nutricional, ganancia de peso/día, rendimiento y calidad de la carne” Hernán Darío Gaviria, Jefe de Opereciones Asobrangus Comercial.

En cuanto a lo ambiental, el proyecto busca evaluar la forma como los animales procesan las diferentes dietas y la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que generan a partir de las mismas. Los resultados permitirán comprobar si una u otra dieta no solo favorece la nutrición animal sino que también ayuda a emitir menos metano entérico, el principal y más contaminante gas que resulta de la digestión bovina.

Tenemos unos equipos de última tecnología para medir emisiones de metano entérico, desplazamientos geo referenciados, consumo de agua, entre otros. Esperamos tener unos resultados muy positivos que puedan contribuir a la sostenibilidad de la la ganadería en Colombia” Jacobo Arango, científico senior de la Alianza Bioversity-CIAT

Una de las principales innovaciones en este proyecto es el uso de collares Afimilk®, conocidos como “el pastor silencioso” unos collares de color azul que se colocan alrededor del cuello de los bovinos y con los cuales se estará monitoreando la temperatura corporal, el tiempo de rumia al día y el tiempo de pastoreo de cada animal. Estos collares además estarán provistos de un sistema de posicionamiento global (GPS) para comprender mejor sus hábitos de desplazamiento y recorridos a lo largo de los potreros. Toda esta información es valiosa para medir parámetros de bienestar animal, que además tienen impacto en la productividad y en la emisión de GEI.

Se espera obtener resultados muy positivos después de ocho meses de trabajo y que estos puedan generar un gran cambio en pro de la sostenibilidad.

Más información:

Video: Ganadería de precisión para mejorar la productividad y sostenibilidad de la producción pecuaria

Hilo en Twitter:

es_ESEspañol