Informe Anual 2020 Una Alianza para la transformación de los sistemas alimentarios

Juan Lucas Restrepo

Director General de la Alianza de Bioversity International y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) / Director Global de CGIAR para Alianzas e Incidencia.

Garantizar que nuestra población tenga acceso a alimentos saludables y sostenibles es una de las mayores prioridades del planeta, no solamente por el impacto continuo de la pandemia sobre las economías y la salud, sino también por las crecientes amenazas del cambio climático y la pérdida de biodiversidad.  

Estas crisis se encuentran interconectadas de manera indisoluble y requieren una acción urgente y sostenida. 

La forma en que la humanidad se alimenta es el factor primordial de la pérdida de biodiversidad y una de las principales causas del calentamiento global. Además, existe mucha desigualdad en nuestros sistemas alimentarios. Desperdiciamos cerca de una tercera parte de todos los alimentos producidos, mientras dos mil millones de personas no reciben una nutrición adecuada y 900 millones de personas no tienen lo suficiente para comer. 

La transformación de los sistemas alimentarios no solo es necesaria, sino imperativa. Si se hace de la manera correcta, la transformación de los sistemas alimentarios mejorará vidas humanas, preservará y mejorará los ecosistemas y logrará contribuciones significativas para resolver la crisis climática.  

Es de particular importancia que la transformación de los sistemas alimentarios tenga en cuenta a los países de ingresos bajos y medios, que no solo padecen hambre, sino que también necesitan mayor acceso a más alimentos más sanos para mejorar su nutrición. La transformación de los sistemas alimentarios debe ser equitativa alrededor del mundo. 

La Alianza de Bioversity International y el CIAT trabaja en el nexo entre sistemas alimentarios, medio ambiente y agricultura. En 2020, un año de tremendas pérdidas y desafíos, la Alianza logró avances en su trabajo en todas las áreas prioritarias de investigación, incluidos los sistemas alimentarios globales, regionales y locales.  

En este informe anual, examinamos cómo nuestro trabajo ayudará a influir en una década de transformación de los sistemas alimentarios que dará lugar a una mayor salud para el planeta y las personas. Gran parte de este trabajo se lleva a cabo en alianza con nuestros múltiples socios y colaboradores, que incluyen a agricultores y comunidades, muchas de las cuales forman parte de la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de las Naciones Unidas. 

Desde los productores hasta los vendedores de mercado y consumidores, el año pasado puso en evidencia las vulnerabilidades en toda la cadena de valor alimentaria. Crédito: Alianza de Bioversity International y el CIAT / N.Palmer

Un año difícil, pero del que estamos muy orgullosos

A pesar de los desafíos que planteó, el año 2020 fue de gran éxito para la Alianza. No solo unificamos rápidamente dos culturas organizacionales, sino que además lo hicimos en un entorno de tremenda tragedia, dificultad económica y pérdidas personales causadas por la pandemia de COVID-19. 

En primer lugar, quisiéramos agradecer a los trabajadores de la Alianza, especialmente a aquellos que son esenciales para el diario funcionamiento de nuestros bancos de germoplasma y laboratorios y que desempeñan tareas fundamentales que no se pueden efectuar de manera remota.  

En particular, estamos muy orgullosos del personal operativo de nuestro campus en Colombia, quienes mantuvieron las instalaciones en marcha durante un período de turbulencia gracias a su dedicación, ingenio y perseverancia. 

Y antes de celebrar nuestros logros, seríamos negligentes si dejáramos de mencionar a aquellos a quienes perdimos durante este año. La pandemia se llevó a apreciados colegas y devastó familias en toda la Alianza. El informe de este año quisiéramos dedicarlo a ellos

Nos enorgullecemos de los logros institucionales de este año, como haber unido exitosamente a nuestros dos centros a nivel administrativo, haber superado nuestro récord de publicaciones científicas y de haber terminado con un excedente en el presupuesto. Logros como estos nunca nos volverán a parecer “de rutina”.  

Como descubrirán en el presente informe, obtuvimos logros significativos el año pasado en cuanto a influir en políticas, apoyar a socios nacionales durante la pandemia, publicar resultados científicos vanguardistas e influir en diálogos locales, regionales y globales sobre la transformación de los sistemas alimentarios. 

También participamos muy activamente en la consolidación histórica de Un CGIAR. La Alianza ha demostrado que diversas instituciones pueden unirse y prosperar en torno a objetivos en común. 

Confiamos en que Un CGIAR va a surgir como un sistema robusto y logrará realizar aportes significativos a la consecución de los objetivos urgentes para la próxima década, entre ellos la transformación de los sistemas alimentarios, acción climática, conservación de la biodiversidad y avances perdurables en cuanto a pobreza y desigualdad. Nos enfocamos especialmente en la igualdad de oportunidades para mujeres, jóvenes y minorías, que por lo general no se benefician de la producción de alimentos con el sistema convencional. 

Un agradecimiento para nuestro personal que mantuvo en funcionamiento nuestro banco de germoplasma durante la pandemia. Crédito: Alianza de Bioversity International y el CIAT / N.Palmer

El informe anual de este año va más allá de dar cuenta de los hitos del año pasado. Para poner nuestro trabajo dentro de un contexto más amplio, pedimos a nuestros científicos que contribuyeron reflexionar sobre la forma en que ha evolucionado el pensamiento en torno a los sistemas alimentarios, ubicar nuestros éxitos recientes en el contexto de cómo la ciencia crece y mejora con el tiempo, y cómo nuestro trabajo tiene un rumbo claro para apoyar las metas globales para mejorar la conservación de la biodiversidad, mitigar y adaptarse a la crisis climática y transformar los sistemas alimentarios. 

 

Confiando en que mejores días están por venir, 

Juan Lucas Restrepo, Director General de la Alianza 

Julia Marton-Lefèvre, Presidenta, Junta Directiva de la Alianza