Informe Anual 2020 Uso de la biodiversidad para forjar alianzas sólidas y revertir así las amenazas en el ámbito de la alimentación 

Group of Hmong women showing their harvest of mustard leaves

Preparing Hmong mustard before cooking, Sa Pa, Lao Cai province, Vietnam.

Credit: 2020 Alliance of Bioversity International and CIAT/Trong Chinh

Por más de 50 años, Asia ha presentado grandes incrementos en la productividad de cultivos alimenticios. Sin embargo, la región sigue padeciendo de desnutrición y otras enfermedades relacionadas con la dieta, en parte debido a que nuestros sistemas alimentarios no toman en cuenta la biodiversidad agrícola. Sin agrobiodiversidad, se reduce nuestra resiliencia a los impactos extremos del cambio climático, se minimizan los amortiguadores contra infestaciones de plagas y enfermedades y las dietas contienen menos vitaminas y minerales. Si no actuamos ahora, esto dará lugar a ecosistemas más frágiles y pondrá en peligro la salud humana a largo plazo. 

Asia es reconocida por su biodiversidad, pues alberga una amplia gama de especies nativas silvestres y semidomesticadas de cultivos de importancia mundial. Sin embargo, estos cultivos se encuentran olvidados, subutilizados e incluso en peligro de desaparecer, al ser reemplazados por alimentos básicos más comunes y homogéneos. Creemos que ampliar la disponibilidad de alimentos tradicionales, como frutas y hortalizas nativas, podría reducir la pobreza y la desnutrición en Asia y en todo el mundo.  

  • Hmong woman harvesting cabbage, Sa Pa, Lao Cai province, Vietnam.

Cosecha de coles, Sa Pa, provincia de Lao Cai, Vietnam.

Alianzas para promover los alimentos nativos  

A menudo, los alimentos tradicionales son custodiados por los pueblos indígenas y locales. Con la incorporación de estos alimentos, planeamos allanar el camino para que estas comunidades mejoren sus dietas y su nutrición, así como sus medios de vida y su seguridad alimentaria. Con una mayor diversidad de alimentos nativos y nutritivos, los agricultores contarán con mayor cantidad de opciones más saludables para llevar a su mesa y abastecer los mercados regionales y urbanos. Entretanto, las prácticas agrícolas que incorporan productos más holísticos también abordan asuntos ambientales, como la degradación de los ecosistemas y mayor riesgo y vulnerabilidad al cambio climático. 

La Alianza ayuda a reunir a los socios de diferentes sectores para hacer frente a la pérdida de la biodiversidad. Juntos, trabajamos en mejorar el abastecimiento de alimentos nutritivos y aumentar la diversidad dentro del sistema alimentario. Esto ayuda a proteger y mantener el medio ambiente a largo plazo y contribuye a lograr dietas saludables y una canasta básica diversa. 

Al trabajar en colaboración con una amplia gama de socios, entre ellos agricultores, legisladores e investigadores, hemos encontrado que es posible mejorar la biodiversidad de los alimentos y su conservación. Por ejemplo, en colaboración con minorías étnicas del norte de Vietnam, la Alianza está poniendo sobre la mesa el uso de semilla limpia y de alta calidad de cultivos nativos nutritivos, como la mostaza H’mong, lo cual tiene un enorme impacto en la mejora de la nutrición y los medios de subsistencia, especialmente en el caso de las mujeres.  

  • Portrait of a Dao woman and her baby, Sa Pa, Lao Cai province, Vietnam

Cultivando mostaza Hmong, Sa Pa, provincia de Lao Cai, Vietnam.

Las comunidades, en el núcleo del cambio  

Abogamos por enfoques más firmes, transversales y a distintos niveles que aprovechen mejor la conservación y uso sostenible de la biodiversidad alimentaria, con el fin de hacer frente a la pérdida de la biodiversidad y la desnutrición. En la región, contamos con un sólido historial de trabajo con los agricultores para la obtención de hortalizas nativas diversas y con alto contenido de nutrientes. Durante el año pasado, trabajamos con comunidades, grupos étnicos y poblaciones vulnerables para apoyar la producción de plantas y hortalizas locales, nutritivas y nativas para fortalecer las cadenas de valor locales en Vietnam, India y Sri Lanka. Este enfoque incluyente ha ayudado a recuperar especies vegetales que se encontraban en peligro de desaparecer y mejorar los medios de sustento en la localidad, brindando otras opciones de generación de ingresos, así como seguridad alimentaria.  

En Sri Lanka, el proyecto Biodiversidad para la alimentación y la nutrición ha ayudado a facilitar la labor de mercados locales prósperos donde se venden cultivos tradicionales, proporcionando al mismo tiempo medios de sustento fiables a las comunidades, especialmente a las mujeres. En Nepal, trabajamos con los responsables de la toma de decisiones a nivel de políticas en el ámbito local y nacional, para desarrollar herramientas que puedan incorporar el uso y aumentar el valor de cultivos tradicionales de montaña. En India, la Alianza trabajó con comunidades en 7 estados para diversificar la producción agrícola, generando 20 variedades nuevas de arroz y 9 productos derivados de ellas. Dicha colaboración brinda soporte a medios de subsistencia que aseguran la alimentación mediante bancos comunitarios de semilla y minimiza la vulnerabilidad de la comunidad a los fenómenos climáticos extremos, como la sequía.   

Mediante la alineación de nuestra investigación con iniciativas estratégicas, como las Vías de acción  de la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de la ONU, nuestro trabajo asegura que los beneficios de un sistema alimentario más holístico y diverso lleguen a todos y cada uno de los miembros de la comunidad, desde las oficinas gubernamentales hasta las escuelas, mercados y hogares. En el futuro, continuaremos desarrollando herramientas y orientando para una toma de decisiones informada, a fin de lograr dietas y ecosistemas más diversos, a nivel de organizaciones internacionales de desarrollo, organismos gubernamentales nacionales y locales, el sector privado y la sociedad civil. 

 

  • Hmong mustard seeds, Sa Pa market, Lao Cai province, Vietnam.

Semillas de mostaza Hmong, mercado de Sa Pa, provincia de Lao Cai, Vietnam.

Aspectos destacados de la investigación

No tan robusto: el café Robusta es más sensible al calentamiento global de lo que se pensaba 

Con una reputación generalizada de estar mejor preparado para el cambio climático que el café Arábica, un nuevo estudio del sureste de Asia demuestra que la producción del café Robusta disminuye 14 % con cada grado centígrado por encima de un rango óptimo de temperatura, que ahora parece ser más bajo de lo que se pensaba. Lea el comunicado de prensa y el artículo de investigación